cronicas de la vuelta 2010

Coordinación de la Vuelta.

Moderadores: victorjef, Herraiz, rafa34984620, vicente moreno casado

cronicas de la vuelta 2010

Notapor vicente moreno casado » Lun Mar 08, 2010 1:51 pm

pido por favor a todos los partipantes de la vuelta que aunque este año no salimos en las revista hacer vuestras cronicas y fotos como otros añosy no os demoreis mucho en mandarlas ,un saludo y suerte a todos en las etapas.,
pues se va a sortear un millon de .......gracias entre todos los participantes.
vicente moreno casado
Mercuriano de 1ª categoría.
 
Mensajes: 1095
Registrado: Dom Nov 18, 2007 9:31 pm
Ubicación: MADRID

Notapor davidbf » Lun Mar 08, 2010 5:30 pm

Bueno es recordarlo. que después tenemos la cabeza con otras cosas y uno
no se acuerda de los deberes.
davidbf
Mercuriano de 3ª categoría.
 
Mensajes: 389
Registrado: Dom Nov 25, 2007 9:34 pm
Ubicación: seva

Notapor COEL » Mar Mar 09, 2010 2:50 pm

Bueno esta tarde salgo desde Elche Hasta Torrevieja para hacer mi etapa correspondiente de la vuelta a ESPAÑA en BULTACO MERCURIO y tengo un nudo en el estomago que no veas esto es algo muy importante.
Avatar de Usuario
COEL
Mercuriano de 1ª categoría.
 
Mensajes: 1228
Registrado: Dom Dic 20, 2009 11:22 pm
Ubicación: Elche (Alicante)

Perdón sólo había puesto la crónica en mi región

Notapor FRANTASTICO » Vie Abr 02, 2010 3:20 pm

CRÓNICA DE UNA VUELTA ANUNCIADA

En Orihuela, tu pueblo y el mío, como dijese el poeta, se levantaban los primeros rayos del 19 de Marzo, y yo con ellos. Mis primeros pensamientos fueron para Roder, que en Torrevieja, había de entregarnos el relevo para continuar la tan esperada Vuelta a España en Bultaco Mercurio , y el segundo pensamiento y no por ello menos importante, a los trescientos cubatas que la noche antes habían refrescado mi garganta, y animado mi espiritu acompañado de unos buenos amigos.
Lo de Roder, era fácil de solucionar, él debía entregarnos el testigo para que desde la ciudad de la Sal, y remontando el eterno Thader, lo llevásemos a través de toda la Vega Baja, hasta Archena, donde se lo entregaríamos a Luis Diego y Salva (Luque, pa los foreros), que realizarían la etapa murciana. Lo de los cubatas, iba a resultar más difícil, ya que a los efectos secundarios de los efluvios vaporosos del alcohol, se le unían las apenas tres horas que había podido disfrutar de un merecido sueño reparador. En fín, todo no se puede tener.
Todo se me pasó al dar la primera patada a mi recién restaurada Mercurio, que como potrillo indolente y ansioso de libertad, dió sus primeros y nerviosos brincos, al compás de mi primer apretón de acelerador. La mañana se había levantado despejada, y una tenue bruma acariciaba el vetusto pero inmaculado hierro de mi Bultaco, que al igual que la encomienda que los Dioses hicieron a Mercurio, estaba ansiosa de llevar allende los confines del mundo el mensaje que estos les hacían llegar, y para nosotros los “Mercuristas” no era otro que la eterna pervivencia de estas motos que tanto queremos, y que tanto mimamos. Puse dirección a recoger a Constantino ( Ural 650) que ya me esperaba a lomos de su Mercurio 175, que tanto y tan bien cuida y entiende, impecablemente cuidada, desde el respeto a todas y cada una de las cicatrices que el tiempo y los kilómetros han dejado en su longeva estructura.
Constantino ha sido mi doctor, maestro y consejero a la hora de restaurar mi montura. Es para mí una de las personas que mas entiende y mejor aconseja acerca del cuidado y reparación de este tipo de motos. Indudablemente, era una de las dos personas que quería que me acompañasen en esta Vuelta a España, ya que a él, como a la otra persona de la que luego hablaré, le debo mi afición a las motos españolas, que tanto y tan grande servicio han hecho al mundo del Motociclismo.
Constantino, con su conocida puntualidad británica, estaba preparado encima de su moto, y con el motor arrancado, cuando a las 8:30 de la mañana pasé a recogerlo, y juntos comenzamos la andadura que a lo largo de 145 kilómetros, nos llevaría a realizar el relevo que se nos había encomendado, y con la frase “Sagal, tira tu delante y lleva el ritmo que puedas, que Roder nos está esperando en Torrevieja”, dió el pistoletazo de salida a nuestra etapa.
Camino de Torrevieja, se me disiparon todas las dudas acerca de la fiabilidad y respuesta de mi recién resturado motor. Como recién nacida que dá sus primeros pasos, comencé balbuceante, inseguro y un poco desconfiado. Sensaciones estas, que fueron dando paso a una cada vez mas confortable confianza y seguridad a lomos de la remozada moto, sensación que fué confirmada a nuestra llegada a Torrevieja, cuando de nuevo y dirigiéndose a mí, Constantino sancionó: “Sagal, sí que has ido dándole caña”, era la confirmación de que mi “modelo 9" de 1.964 estaba preparada de nuevo para devorar todos los kilómetros que estuviesemos dispuestos a echarle encima.
Fué una lástima, que a pesar de sus inmensas ganas de acompañarnos, Roder no pudiese hacer la etapa con nosotros, primero la meteorología, y después una contrariedad ajena, le hicieron que, en contra de su voluntad, no pudiese más que entregarnos el testigo y desearnos buena suerte en nuestra andadura. Una lástima, ya que se había tomado muchas molestias para coordinar la etapa de nuestro sector, y que como no podría ser de otra forma, desde estas líneas, hay que reconocerselo y honrarselo.
El siguiente periplo nos llevaría de nuevo a Orihuela. Allí nos esperarían unos buenos amigos, amantes de las motos como nosotros y de los grandes y animados “almuersos” que cada quince días y partiendo con marcial puntualidad a las 9:30 de la mañana, salimos del aparcamiento del restaurante “El Palmeral” con nuestras añejas motos, para disfrutar de ellas y de la amistad que entorno a las misma se genera, que tanto es así, que voy a adoptar a Venancio como mi abuelo, sobre todo por Navidad a ver si se estira y me regala algo.
Aquí viene la segunda persona que quería que sin falta me acompañase en esta aventura, y a la que anteriormente me había referido. Este es Paco, mi padre. Ese joven de sesenta y algunos, que desde que tenía uso de razón caminaba sobre las dos ruedas de una moto. Yo como hijo, no tuve la oportunidad de saber de sus cechorías en el mundo de las dos redas, hasta bien entrada mi juventud, ya que como padre, se había guardado muy mucho de no hacerme llegar ciertos detalles de juventud que no eran gran ejemplo a seguir. En fin, todos tenemos algún “pecadillo” que nos gusta cometer y que no nos gusta que nos sigan, sobre todo si son nuestros hijos, y que sin querer, y a base de ver mirar y observar, fue plantando en mí la semilla de la curiosidad, amor y respeto por las motos clásicas, y entre ellas las españolas. Este “montesista” convencido, fue parte imprescindible en la restauración de mi Mercurio, ya que sus conocimientos acerca de la mecánica y mecánicos de la época se hizo imprescindible para remozar el amasijo de hierros sin sentido que había llegado a mis manos, y convertirlo en la impoluta moto que ahora es. Su tozudez y perseverancia, hicieron que aquél descabellado proyecto fuese poco a poco tomando forma, hasta conseguir el resultado que tanto él como yo esperábamos, aunque como todo hijo y en ciertas ocasiones la situacion se arreglase esgrimiendo un “!!!Siiiii, papá¡¡¡¡”, como hacemos todos los que en esta vida somos hijos de alguien. Sin duda, es, ha sido y será un orgullo cabalgar a su lado a lomos de nuestras monturas todos los años que Dios tenga a bien conservarnos uno al lado del otro, aunque él lo haga a lomos de una Montesa Impala. En fin, nadie es perfecto, ¡¡Ni nuestro padre!!.
Salimos de Orihuela, y el día se iba tornando plomizo, oscuro y hasta a veces amenazante de dejar caer hasta nosotros, ese tan preciada y escasa agua, que a nuestra tierra tanto enriquece, y que por contra, es pesadilla para las motos y motoristas, pero cual Mercurio enviado por los Dioses, nuestras homónimas motos, fundieron el gris del asfalto, con el gris del cielo, he hicieron un todo para a través de él, realizar la etapa que se nos había encomendado y en el tiempo previsto.
La lluvia nos respetó, y el recorrido lejos de ser peligroso, se tornaba agradable, simpático, y con cada curva, mas bello y enigmático. Pasamos del intenso aroma del azahar de los limonares de Santomera, al húmedo paisaje de su pantano; de los desérticos parajes de Fortuna, con sus llanos plagados de lilas, a las intrincadas calles del pueblo, y como sin darnos cuenta, disfrutando de cada una de las curvas del recorrido, del viento que azotaba nuestro rostros, y del plomizo cielo que cubría nuestras cabezas, fuimos llegando a Archena, de la cual tuvimos noticia cuando llegamos a cruzar por el puente de hierro el Río Segura, que allí, caudaloso y sereno, hace honor al nombre que los árabes le dieron en la antigüedad : “Nhar Al-Biyard” (El Río Blanco), donde a sus orillas pudimos ver pescadores de río, figura esta desaparecida de su cauce al paso por Orihuela desde hace ya muchas fechas.
Con coordinación puntual y a los dos minutos de llegar, cuando todavía el calor de los guantes, permanecía en nuestras manos, y alguno de los motores todavía rugía, llegaron, recortando su figura por el otro extremo del anciano puente de hierro, Luis Diego y Salva, que a lomos de sus impecables “Mercurio 200" y “Mercurio Modelo 9", esta última, “tocada” por la imprevisible mano de los montadores de Bultaco, nos habían de recoger el testigo y adentrarlo por tierras murcianas, hasta la limítrofe región Andaluza.
Luis Diego y Salva, nos resultaban a todos conocidos ya que habíamos coincido con ellos en la anterior edición de la Vuelta a España, por lo que el tiempo que compartimos con ellos, amén de las viandas y yantares, regados con la espléndida cerveza y mejor vino que nos fueron servidos en el Restaurante “El Carril” de la ciudad de Archena, con el diligente y esforzado servicio de su dueño “Pepe el Sorpresas” (Al cual desde aquí le damos nuestras más sentidas gracias.) , se nos hicieron más que cortos, cortísimos. Despertamos de nuestro sueño, cuando Antonio “El circuito”, que nos acompañaba a lomos de su Triumph 90, nos devolvió a la realidad, diciendo “Va a llover Vámonos que va a llover”, cosa a la que no prestamos demasiada atención hasta que lo repitió unas veinte veces, y oímos, como Jesús López, le daba cumplida réplica, respondiendole puntualmente a las veinte veces, con un “ ¡¡¡¡Que no llueve!!!, Tú tranquilo que eso son cuatro gotas”, en fin, la prudencia nos imponía una despedida, que de buena gana hubiésemos dilatado algo más en el tiempo, pero que a todas luces era inevitable, y cuanto antes mejor. Nos despedimos de ellos, no sin antes, emplazarnos para la siguiente edición, y prometernos, que pese a estar el listón muy alto, la siguiente tenía que ser mejor, y con esa promesa partieron camino de las fértiles tierra murcianas, llevando consigo la orejeta de la mercurio, testigo de nuestra original y reivindicativa vuelta.
Bueno, el camino de vuelta se hizo de forma rápida, ya que el cielo, comenzaba a derramar sobre nosotros a su atesorado líquido elemento, que si bien, lo hacía en forma débil, casi como lágrimas por haber finalizado de ver tan hermosa vuelta, no quisimos que las lágrimas se convirtiesen en llanto, y que como testigos de su tristeza nos afligiese a nosotros también. Vamos, que no queríamos ni por asomo que la suave llovizna se nos convirtiese en chaparrón.
En fin, ya de vuelta en Orihuela, despedí a nuestros amigos, Antonio “El Circuito”, Jesús López, a mi padre “Paco” , y a mi compañero de aventura y gran bultaquista Constantino, no sin ante emplazarnos para la próxima vuelta a España, jurándonos que tendría que ser como mínimo igual o mejor que la de esta edición “Ad Meiorem Bultaco Gratia” A.M.B.G. (Para Mayor Gracias de Bultaco).
Gracias a todos y en especial a Roder, Salva, Luis Diego, Constantino, Paco, Antonio, Jesús, y todos cuantos en este mundo y desde el otro, han contribuido a mantener vivo el esfuerzo creativo e invención de las motos españolas, y entre todas, a nuestras bien queridas Bultaco Mercurio.
Un abrazo Fran Giménez (FRANTÁSTICO) y Constantino Huertas (Ural650)

P.D: Prometo colgar fotos en cuanto sepa. Je.je.
_________________
Fausto fue un mal aprendiz de mi Mercurio.
Fausto fue un mal aprendiz de mi Mercurio.
FRANTASTICO
Mercuriano de 8ª categoría.
 
Mensajes: 38
Registrado: Lun Nov 23, 2009 12:38 am
Ubicación: ORIHUELA

Notapor ignacio » Mar Abr 13, 2010 10:27 am

Hola amigos,
Hasta la fecha no he recibido ninguna crónica de nadie. Tan solo 3 fotos de COEL, creo recordar.
Por hacerlo fácil y bien, las crónicas me las debeis enviar en word, sin incrustar las fotos. Donde vaya la foto poneis: foto1, foto 2, y luego adjuntais las fotos renombradas así. Las fotos sin reducir, de un mega están bien.
El nombre de las fotos no puede contener la letra Ñ.
Enviar a info@bultacomercurio.com
Avatar de Usuario
ignacio
Site Admin
 
Mensajes: 3935
Registrado: Jue Ene 01, 1970 1:00 am
Ubicación: Valencia


Volver a Vuelta 2010

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados